El Blog de Pecarí

jueves, marzo 09, 2006

La negación: qué fea costumbre

“Dile que ya me fui a la reunión” decía al fondo la voz de la persona con quien Pecarí necesitaba hablar por motivos de trabajo. Su secre, en ese tono que sólo puede ser emitido por aquella funcionaria pública de bajo rango y que en sus ratos libres (que son muchos, muchos) vende cosméticos por catálogo, dice: “Señorita, el ingeniero se acaba de ir a una reunión de trabajo y regresa por la tarde. Dice que le llama cuando regrese”. Por supuesto en tono amable y conciliador esta su servidora le agradece a esta persona y le informa que esperará la llamada por la tarde. Claro que cuando cuelga, le da un traguito a su té de hierbabuena para que sus tripitas se queden en su lugar.

Pero qué fea es esa mala costumbre de la negación. Pero es muchísimo peor escuchar al fondo a la persona que se anda negando. Es que además el quemón no se lo quita ni con baños de asiento.

Lo peor del caso es que pasa a cada rato, y en esta situación Pecarí no sale afectada directamente, pero habrá más de uno que habrá sentido el mal sabor de boca de la negación por algún dinero que le deban, por algún mal servicio o producto, o por algún amor mal correspondido, entre otros.

En fin, por el momento esta ha sido la negación más reciente (aunque desafortunadamente no la última). Y por su puesto la llamada de la tarde nunca se dió.

Amable lector, ¿qué negaciones ha tenido que sufrir?

1 Comments:

  • La clasica, el amigo que deja a uno esperando 15 misn y uno llama para saber donde anda, cel apagado y el amigo en casa apenas despertando, contestando el telefono y, fingiendo la voz diciendo que ya el mismo salio al encuentro.

    Saludos

    El Enigma
    Nox atra cava circumvolat umbra

    By Blogger El Enigma, at 9/3/06 9:59 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home